Maastricht, Países Bajos «El Glutton® es necesario para la limpieza de las calles».

J. BONEKAMP

Joop BONEKAMP - Jefe de proyecto del Servicio de Limpieza de la ciudad de Maastricht

M. THOMISSEN

Merian THOMISSEN - Jefa del equipo Intramuros del Servicio de Limpieza de la ciudad de Maastricht

Documento de identidad:

ALGUNAS CIFRAS

  • 7 días a la semana, las 24 horas del día
  • Muchos eventos importantes
  • Ciudad verde
  • Muchas colillas

4 Glutton® en servicio

La entrevista

¿Podrían comentarnos algo sobre su departamento?

Joop: Mi nombre es Joop Bonekamp y desde 1980 trabajo para la ciudad de Maastricht, principalmente en el Servicio de Limpieza. Nos encargamos de limpiar la ciudad de arriba abajo, y yo soy el jefe de proyecto de todo el servicio. Siempre busco nuevas innovaciones y mejoras, y también gestiono el presupuesto.

Merian: Mi nombre es Merian Thomissen y soy jefa del equipo Intramuros. La ciudad se divide en tres zonas: Maastricht Oriental, Maastricht Occidental e Intramuros, mi servicio. El Servicio de Limpieza de la ciudad se encarga de que todas las zonas estén limpias y garantiza una calidad de primera. Yo estoy en él desde 2001.

¿Qué particularidades presenta su localidad?

Merian: Yo diría que a la gente le gusta la buena vida. Tenemos muchos eventos en los que se ofrecen alimentos y bebidas. Esto dio incluso lugar al nacimiento del Food Festival, que se celebra en un parque público situado en pleno corazón de Maastricht. Sin embargo, estos eventos suponen más residuos... Trabajamos del siguiente modo: se coloca un sistema de barreras y el servicio limpia la zona situada a su alrededor. No obstante, se espera de nosotros que todo esté limpio en cierto tiempo, ya que algunas personas no participan en estos eventos y quieren pasear por un centro urbano y un parque limpios. Así, la presión es siempre muy alta, y constantemente debemos hacer frente a este problema; planificar, ser capaces de afrontar determinadas situaciones y reflexionar sobre cómo mejorar nuestra organización para el año siguiente.

¿Cuál es su misión? ¿Qué desafíos tienen que afrontar?

Joop: Tenemos a un organismo que se encarga del orden interno. Se trata del consejo municipal, que nos asigna las misiones. Y hemos acordado con él que vamos a garantizar una cierta calidad en el ámbito de la limpieza del centro de la ciudad. Este nivel de calidad es el A+, como se denomina en los Países Bajos. Se trata del nivel de calidad más alto desde el punto de vista de la limpieza. Debemos asegurarnos de que todo esté limpio los 7 días de la semana y las 24 horas del día. Es muy difícil. Tratamos continuamente de encontrar soluciones e intentamos trabajar mejor y más rápido, ocasionando las mínimas molestias, sobre todo para no perturbar a las personas que vienen de compras a Maastricht. En el centro de la ciudad, las tiendas abren todos los días de la semana. No importa que sea sábado, domingo o un día entre semana: siempre hay clientes. Siempre hay eventos, importantes o más pequeños, en los que debemos desempeñar una labor que nos supone trabajo adicional. A pesar de todo ello, tratamos de seguir logrando la máxima calidad.

¿Cuándo descubrió el Glutton®?

Joop: Descubrí el Glutton® hace mucho tiempo, en Bélgica. Allí, el Glutton® está por todos lados: en Amberes, en Bruselas, en la costa, etc. Nos hicimos con nuestro primer Glutton® hace unos años, gracias a una política de subvenciones de la que nos informó su empresa. Yo desconocía su existencia y cuando supe de ella, la aproveché. No perdí el tiempo: me dije que necesitábamos la ayuda de Glutton® y rápido. Trabajamos con los Glutton® desde hace dos o tres años. Comenzamos con un equipo y actualmente tenemos cuatro. En cada solicitud de subvención se debe indicar el material deseado y los objetivos que se pretenden cumplir. Estos procedimientos son muy engorrosos, pero poder utilizar cuatro aspiradores de residuos Glutton® merece la pena.

En su opinión, ¿cuáles son las ventajas del Glutton®?

Joop: Cada vez son más los hoteleros que se muestran molestos por los ruidos ocasionados por las barredoras con motor diésel y los sopladores de hojas. Por ello tratamos de sustituir estos motores diésel o de gasolina por motores eléctricos, muchos menos ruidosos. Lo cierto es que el Glutton® es una buena solución: casi no se oye. Con él evitamos hacer ruido en la medida de lo posible. Es muy práctico, sobre todo para los que trabajan todo el día en el centro de la ciudad. Un equipo dotado de un motor eléctrico no molesta a nadie. Llama la atención, la gente se aleja, pero no produce contaminación acústica.

¿Creen que el Glutton® representa una buena solución para los usuarios y los habitantes de la ciudad?

Merian: Al personal le gusta trabajar con el Glutton®. Tenemos muchos usuarios regulares que llevan gran cuidado con él. Creo que esto está bien, ya que se hacen responsables. Y en cuanto al mantenimiento, nadie se marcha a casa sin haber limpiado el aspirador. Además, pienso que el equipo mejora la labor del usuario.

Joop: También recibimos muchas reacciones positivas de los ciudadanos. Esto se explica porque hay muchos árboles pequeños en el centro urbano. Maastricht es una ciudad muy verde en comparación con otras localidades. Los árboles están rodeados por una estructura sólida y una rejilla. El acceso con un vehículo grande o con las pinzas para residuos es muy complicado. Sin embargo, el Glutton® llega a donde otros no pueden y da un aspecto más limpio a la ciudad.

Merian: Además, desde que utilizamos el Glutton® nos hemos dado cuenta de otra cosa... Antes, cuando trabajábamos en el centro de la ciudad, aunque todo estuviese limpio, siempre había colillas por el suelo. Estas colillas podían verse desde una distancia de 100 metros. Hoy en día, esta imagen ha desaparecido. El Glutton® aporta un gran valor añadido. Estas colillas resultaban muy molestas, y hoy en día ya no están. En cualquier caso, el Glutton® es necesario para la limpieza de las calles.